De Jaguariúna a Goiânia

Sentí la necesidad de alejarme del Brasil poderoso de San Pablo y empezar a conocer el Brasil interior, y tuve suerte. Pegué una carona hasta cerca de Aguaí yde allí otra, directa en el camión de Edivaldo hasta Catalão, la primeraciudad del estadode Goías. Fue un día de suerte, con nobles amigos del camino que me invitaron a comer o con quienes compartí gratas charlas. Atravecé el resto del estado de San Pablo y Minas Gerais, con paisajes vistosos, coloridos, cambiando cemento por naturaleza, algo que necesitaba profundamente. Rapidamente entré en una nueva etapa del viaje, pasando por Riberão Preto, Uberaba y Uberlandia, ciudades grandes, sí, pero de interior, con gente de interior, abriendo la puerta a un Brasil no solo desconocido, sino también inimaginado. Me despedí del amigo Edevaldo a media noche en un posto de Catalão y dormí en el suelo, sin armar la carpa. Al despertar, un descobocido me pregunto por el viaje y meregaló 50 reales, más de lo que había gastado en los últimos seis días.

“Después de 40 días en Brasil, todo bien hasta acá. Las playas, la serra gaúcha, los paulistas, todo lo que conocemos y sabemos disfrutar.
Pero ahora estoy en el estado de Goiás, lejos de todo lo imaginado, en otra parte, sin rumbo fijo ni caminos estudiados. Las sonrisas abundan, los rasgos son nuevos. Vamos a ver que nos trae el Camino a Veritvania”

De Catalão pegue carona a Ipamerí en un camión que iba 1000 km mas al norte, a Tocantins, y el negro me queria llevar. En ipamerí dormi en el posto BR del centro del pueblo fui a la frria gastronomica y conoci a Karla Pegue carona a Caldas Novas, kugar muy turistico, dormi en los bomberos, que me dieron de cenar lasagna y me prestaron la pc.

11018770_10205935655487417_1092518541467046430_n

Esta rodeado de aguas termales y tiene el rio caliente. Pegue carona directo al cruce de Pontalina y alli el prefeito de Professor Jamil me llevo a su pueblo, donde dormi en el garage de maquinas de la prefeitura. Camine a la manana siguiente mas de 8 km hasta la estancia princesa, donde ne dieron queso y dulce de guayaba y pegue carona a Goiânia, ciudad moderna, limpia y de gente muy agradable.

Vamos Camino a Veritvania
Despojados de todo,
Solitario en el mar
Caminando en el lodo.

Vamos Camino a Veritvania
Sin apuro, sin prisa,
Descubriendo en el paso
Lo que oculta la brisa.

Vamos Camino a Veritvania
Sin pensar un destino,
Sorprendido a la par
Que agradecido al amigo.

Vamos Camino a Veritvania
Confluyendo los sueños,
Porque el mundo es de aquellos
Que no creen en dueños.

Vamos Camino a Veritvania
Sin prejuicios ni apegos,
Dando la mejor sonrisa
Y venciendo los miedos.

Vamos Camino a Veritvania?

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s