De Turilândia a Oiapoque

10408881_10206266907448509_4960860788753848850_n

El domingo 28 desayunamos el café da mañhã con Cleudenice y preparamos el equipaje para partir. Ella hacia Piñeiro y yo hacia el oeste. Pasamos por la casa de la madre, quién me convidó mas café y partí hacia la ruta a eso de las 9, para hacer dedo hacia Governador Nunes Freire. Tras una hora de espera con poco movimiento una camioneta me llevó unos 45 km, a un poblado en el que compre unas galletitas. Tras otra hora de espera un camion volcador me trasladó hasta el primer destino del
día, ciudad pequeña en la que se estaba desmontando la deria libre, con gran venta de peces. Descansé del calor y seguí camino, en dos tramos mas, ambos en camioneta, pero el primero dentro de la cabina y el segundo en la caja, justo cuando una lluvia torrencial me empapó como pocas veces. Esta camiineta me dejo en un empalme a silo 23 km de la divisa entre Maranhão y Pará, en un desvio en el que un grupo de adolescentes esperaba un colectivo para asistir a la celebtacion del domingo de ramos. El ultimo tramo del.dia fue en la traffic de … que me llevo hasta Santa Luzia do Para, bonito pueblo, muy sosegado y de gente agradable.
Dormi en el garage de la.preifectura, en la medida que el calor y los mosquitos me dejarin. Al amanecer sali hacia el posto, me duche, compre pan y me fui a hacer dedo hacia Capanema, donde me encontre con a noticia de que ese mismo dia la presidente Dilma estaria visitando la ciudad para entregar viviendas. Fui hasta el lugar del acto y me mezcle entre miles de brasileros humildes, petistas, que festejaron la alocusion de la mandataria. Para mi, presenciar ese espectaculo tuvo la sensacion de show, qir cinfirma la caida de la dicvisoria entre ficcion y realidad. Volvi al centro de Capanema y conoci a Francisco, quien se ofreció a llevarme a la casa de Deilindo, viejo sabio que vive a 5 km de la ciudad, en una granja junto a la ruta que va a Bragança, entre atos, gansos, gallinas perros y gatos, mas algunas cabras y familiares. Pasé en lo de Deolindo cuatro días, en los que me introduje en la lectura de la Cultura Racional.
Francisco, a esta altura, ya podía ser considerado un tutor. El procuraba en todo momento que nada me faltara y se sumó con tal convicción al concepto Veritvania, que comenzó a vivir su propio viaje. Con la moto me llevó a recorrer los alrededoresde Capanema, la casa de sus parientes y quiso seguur conmigo hasta Belem, pasando por Mosqueiro, donde hay una hermosa playa de agua dulce. Pasamos la noche en la casa de su hermano Antonio, donde comimos abundante asado en lo que de alguna manera empezaba a ser la despedida de Brasil.
Yo no tenia el dinero para pagar el pasaje en Barco desde Belem a Macapa, que pagó Francisco. La despedida con el fue entre dos auténticos veritvanos.
El viaje en barco fue placentero, aubque estaba al tope de su capacidad, con unos 150 pasajeros. Salimos de Belem el sábado a las 10:30 hs y llegamos a Macapá el domingo 5.

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s