De Lethem a Cumaná

El tramo brasilero de Bomfin a Pacaraima pasando dos noches en Boa Vista y una en los bomberos de Pacaraima fue de restauración. La aventura guyanesa de 25 días había dejado el cuerpo y el equipo en desastrosas condiciones físicas, pero el ánimo por el techo. El descanso y la buena comida nos dejaron en óptimas condiciones para encarar el tramo venezolano. Entramos finalmente a Venezuela por Santa Elena de Uairén. Como en 2012 recorrí la Gran Sabana, esta vez fui directo a Puerto Ordaz. Los precios en Venezuela son increibles. El billete de mayor denominación es el de 100 bolívares, menos de 4 dólares. De Santa Elena a Puerto Ordaz fuimos en un micro bus por la noche. Recorrimos la ciudad y el francés decidió seguir a Ciudad Bolivar, en tanto yo me reencontré con mi amiga Dimi, con quien fuimos al parque Cachamay y al dia siguiente al parque La Llovizna, paraisos naturales en la confluencia de los ríos Caroní y Orinoco. Permanecí finalmente cinco días en Ciudad Guayana, lo que sirvio para ambientarme al país, tan distinto política y económicamente a los anteriores, con reglas de juego muy particulares pero no difíciles de entender

MILLONARIO DE REPENTE

Dudé mucho en subir esto, sobre todo porque es imposible entender la economía de este país sin estar acá. No se pueden generar debates sin conocer lo que realmente pasa. Pero considero que es información útil. Entré a Venezuela con 90 dólares, que es lo que me quedó de lo que me regalaron en Guyana. Ahora cambié u$s 40 a 285 bolívares cada uno y tengo 11.000 b. El billete de mayor denominación es el de 100 bolívares, menos de 40 centavos de dólar. Con esto voy a poder hacer otro tipo de viaje en este tramo. Por seguridad en algunas rutas viajaré en transporte público y podré pagar algunos cuartos en donde no consiga alojamiento gratuito. Para que tengan una idea, estos son los precios de algunos bienes y servicios en Venezuela, expresados en dólares. Para pasar a reales hay que multiplicar por 3. Lata de cerveza $ 0.13 Yogurt de 750 ml $ 0.30 Kilo de pan $ 0.30 Kilo de queso $2 100 gr jamón cocido $ 0.25 200 gr aceitunas $ 0.12 Colectivo urbano $ 0.03 Ómnibus cada 100 km $ 0.50 Hotel 2 p. con aa, tv y nevera $3.50 Una hora de internet $ 0.13 Estoy en un hotel con a.a, tv, wi fi, heladera y lavandería por u$s 3 la doble por día. El ferry a la Isla Margarita cuesta u$s 3.- Otra manera de ir Camino a Veritvania. EL CARIBE!!! Llegué a Isla Margarita ayer y hoy estoy en playa Parguito, la preferida de los argentinos. El sol de a poco me ha dejado más oscuro que una botella de cerveza, pero soy yo. Si alguien lo duda, ver el logo de la remera. El camping cuesta 50 bolos (6 días por un dólar) y el bus para pasear por la isla 15 (20 viajes por un dólar) La botella de 1.5 lts de agua 20 (15 botellas por un dólar).

EL CULTO A LAS COLAS

Para tomar el ferry a margarita hay que presentarse dos horas antes de la partida. Lo que parece una exageración no alcanza para completar las cuatro colas que los venezolanos hacen antes de abordar: Para confirmar el boleto, para despachar el equipaje, para comprar el café y para subir a la nave. Todos procesos lentos, en los que nadie se impacienta. Por costumbre y porque disfrutan conversar y mirarse mientras tanto. Hay colas para todos y para todos los gustos. Para el cajero, para el supermercado, para el estacionamiento, para cargar combustible. No hay trámite rápido en Venezuela. Hay colas por todos lados. MEJOR ES IR En estas dos semanas en Venezuela estoy aprendiendo a no tener nada calculado. Yo traía reloj, brújula y termómetro. Nada ha sido más inútil. Si no puedes con el sistema, abandónalo. Es necesario superar la estructura de pensamiento basica, de roles, responsabilidades, juicios y castigos o absoluciones. Estamos formados para no saber disfrutar la libertad sin culpa y poco sabemos de los recursos de la creatividad, limitada al arte o la eficiencia pero vedada al cotidiano ejercicio de vivir una vida desclasificada. Cuando nos enfrentamos a situaciones dinámicamente cambiantes, y eso aquí ocurre continuamente, surge la destreza de la inteligencia. Mañana amanezco en Barinas, nos vamos a Los Andes venezolanos.

LA VIDA Y YO

Yo he dedicado mi vida a vivir. Los viajes, son solo una excusa para generar situaciones de vida. Estar absorto, correr el riesgo, sentir el aroma de lo irrepetible. Viajando se vive en movimiento. En todo momento sos el mundo y vos, fundidos en uno. Por eso he desconocido los límites, por necesidad, tan solo porque desconociéndolos, desaparecen. Esta es una de las herramientas más adecuadas para hacer de la ficción, realidad. Cuando viajo, me siento libre y poderoso. Está ante mí la sorpresa como aliada, y esa alianza me da la fuerza que nunca imaginé podía tener. He sido el dueño de los pájaros que no saben dónde ir y he oído el canto imaginario de los muertos que escaparon de sus tumbas. He olvidado las plegarias, los consejos, las noticias de los diarios. En su lugar hay mariposas que revolotean en mi estómago. Pero lo importante, lo absolutamente verosímil, es esta persistente sensación que tengo. Una sensación que brota en la piel y que recorre el cuerpo, de que todo puede ocurrir, de que todo simplemente ocurrirá. Me gustaría que este idilio nunca acabe. No quiero volver a ser un hombre solo. Gustavo Llusá. Puerto La Cruz, Venezuela, Camino a Veritvania. 13/05/15.

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s