De Cali a Medellín

ETAPA 3 | TRAMO 1| DÍAS 48, 49 Y 50
La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, automóvil, planta, exterior y naturalezaMe fui de Cali sin querer el lunes, y navegué el río Cauca en canoa. Pero mi amor efímero me alcanzó con su auto pitufo y nos casamos, sin cura, en la Iglesia del Señor de los Milagros de Buga. La luna de miel fue en el Lago Calima.

El Valle del Cauca me prestó sus paisajes calientes. Con Alfonso y el pescador guabeño Carlos Valencia surcamos el río, en los alrededores de Guacarí. De allí fuimos a acampar a Puente Rojo, donde al día siguiente me alcanzó Vanessa con los brazos y el corazón abierto, como el mío. Era mucho lo que nos había quedado pendiente durante mi paso por Cali.

La imagen puede contener: árbol, cielo, exterior, agua y naturaleza

En cuatro días vivimos la intensidad de un amor que nos unirá toda la vida, como Tergápulos y queremos gritarlo a todos los vientos.

Nos separamos físicamente en el mismo lugar en que nos casamos. Ella volvió hacia el sur, y yo partí hacia el Eje Cafetero. Ambos sentimos lo mismo, ambos vamos Camino a Veritvania.

ETAPA 3 | TRAMO 1 | DÍAS 51, 52 Y 53
De los lugares que me faltaban conocer de Colombia, El Eje Cafetero era el que más quería visitar. En mis cuatro viajes anteriores, había pasado de largo. Por ello cuando recibí un mensaje de Mamá Fanny diciéndome que si llegaba después del 21 a su casa de Circasia me recibiría como a un hijo, no dudé en mudarme por tres días.
Tuve un cuarto y comida, pero más que nada, afecto.

Desde su pueblo y con su espíritu viajero intacto recorrimos Salento, Pereira y Armenia. La lluvia constante dificultó algunas visitas como al Parque del Café, o el Valle de Cocora. Pero cada rincón del Eje es bello, con sus casas pintadas de colores y sus flores enormes, todo rodeado del verde intenso de los cerros, el aroma a café y la calidez de su gente.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo, nube, exterior y naturaleza

Ayer volví a Cali, para darle más vida a mi amor efímero. Acá ya reconozco mis rincones, y mis pasiones. El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen, pensé.
Cosas que pasan en los viajes, y también son parte de este Camino a Veritvania.

ETAPA 3 TRAMO 1 DÍAS 54 Y 55.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, primer plano y exterior
Sin preguntarnos por qué, como el aire aviva el fuego, nos reencontramos con Vanessa por segunda vez en diez días.
Esta vez fui yo quien volvió sobre sus pasos, a Cali desde Pereira.
Y es que no se puede avanzar en otro sentido cuando son dos los que quieren encontrarse. Entonces no hay kilómetros que se sumen, ni distancias que resten. Es simplemente ir, y ser.

“No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás existió” dijo el poeta.

Estos dos días han sido un viaje interior. La despedida, pasajera. De lo efímero a lo eterno, hay un abrir los ojos y mirarse.

Estoy en Medellín. Después Bogotá. Hay un reencuentro posible en cada esquina del planeta, cuando vamos Camino a Veritvania.

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s