Cap-Haïtien a Found Parisien

el

ETAPA 3 | TRAMO 2 | DÍAS 123 Y 124
La imagen puede contener: 1 persona, de pie y exteriorTodo el mundo sabe de los desastres que se viven en Haití. Para eso, están las cadenas internacionales de noticias. Pero aquí también hay cosas muy lindas, paisajes paradisíacos y gente de corazón grande.
Con Yazmin nos fuimos a dedo hasta Labadie, un pueblo de la costa norte haitiana. Allí hicimos amigos, que nos llevaron a conocer el village, y las mejores playas. No hay turistas, nadie llega, pero para nosotros, será inolvidable.
La imagen puede contener: árbol, cielo, planta, exterior, naturaleza y aguaLos primeros días fueron difíciles, pero ya nos adecuamos al creole y a las formas de moverse del haitiano. La pasamos muy bien, por eso, agradecemos a quienes ayudan en este, nuestro Camino a Veritvania.

ETAPA 3 | TRAMO 2 | DÍAS 125 A 127

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, montaña, cielo, exterior y naturalezaEn enero de 2010 un terremoto sacudió Haití, dejando 316 mil muertes y un millón y medio de personas sin hogar. La destrucción casi completa de la infraestructura industrial, urbana y de transporte, aún no ha sido superada.

En ese contexto, más de la mitad de la población es analfabeta y acceden a un sistema precario de salud solo un tercio de los niños. Se estima que el 80% está debajo del umbral de pobreza y, de ellos, la mitad subsiste con un dólar por día.
Hace un siglo el 60% de la superficie era boscosa, hoy solo ésta forestado el 2%.

Recorrimos el país en semicírculo. Del norte, fuimos a Gonaives, Saint Marc, y de allí a Puerto Príncipe, para regresar a Dominicana, por Malpasse.

La imagen puede contener: cielo, árbol y exteriorEn el mercado de Saint Marc me atropelló una camioneta. Es que allí, no queda otra opción que caminar por las calles, entre la multitud. Alcanzó a frenar y solo fue un raspón en la rodilla, y en los pies. Para conocer Haití no es suficiente la experiencia de 25 años de viajes, también hace falta suerte.

Haber llegado a Cité Soleil y atravesar el Centre Ville de Puerto Príncipe fue un gran error, pero que permitió descubrir la más descarnada cara de la crisis haitiana. Dónde los ojos se cansaron de ver, el estómago soportó y la transpiración fue al ritmo de los nervios. Temimos por nuestras vidas, pero acá estamos para contarlo. El peligro dura poco y hay que respetarlo, el miedo dura más y no merece respeto.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, exterior y primer planoFue muy importante no haber venido solo. Yazmín tiene la valentía y determinación necesarias para recorrer su país vecino. Aún así, dependimos de la ayuda de la gente, como por ejemplo para lograr salir de la enorme Capital. Mas allá de las condiciones socio ambientales de deterioro, recibimos muy buen trato de los haitianos, entre la sorpresa por vernos, y las sonrisas.
La última noche recibimos la ayuda de las hermanas de la Caridad Vedruna en Found Parisien, cerca de la frontera.

Una semana no alcanza para comprender una cultura tan diferente, y tan densa. Necesitaremos un tiempo para interpretar este tramo, tan particular, del Camino a Veritvania.

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s