De Riga a Minsk

ETAPA 3 | TRAMO 4 | DIAS 197 A 200
20882938_10213879957249996_831466608419530333_nNo fue difícil sacar a Dace de su rutina. Más que ella tenía preparada para estos días junto a sus amigos y compañeros de trabajo una aventura en balsa por el río Gauja, esa Letonia adentro que siempre es desconocida por los turistas.

Fue así que me encontré navegando en una expedición pirata 💀💀 con Viesturs, Eduards, Inese, Keitija, Inta, Linda, Ligita, Zanda, Vija, Dace, todos de Letonia, y la rusa Svetlana.
Fuimos desde Jāńarāmis hasta Lenći, donde nos rendimos al cansancio.

20882811_10213879959170044_1695659880046739622_n.jpgAsado de pollo y cerdo marinados, platos de verduras y dulces y vinos españoles y franceses, cerveza, y música letona para cantar y bailar, fueron el todo de una experiencia inolvidable.
El río Gauja es sinuoso, con numerosas rocas y troncos en su lecho, que nos hicieron encallar de risa varias veces.

Hace una semana que estoy en este país del Báltico y ya me son familiares muchas cosas, algunas comidas y costumbres, pero no el idioma 😂 No entender nada es una buena excusa para reír.

El tiempo se ha ido volando. Me llevo algo que no imaginaba: Aprendí a jugar Croquet, un deporte de élite que en Argentina no se conoce.

Mañana continuamos hacia el Este. He decidido seguir hacia Bielorrusia, un país controversial que es la antesala de la llegada a Moscú, en este Camino a Veritvania.

ETAPA 3 | TRAMO 4 | DIAS 201 Y 202
20915558_10213906039782043_7679524462417870385_n.jpgEstamos en Республика Беларусь. Lo bueno de haber estudiado los caracteres cirílicos y algo de ruso, es que puedo leer los carteles de los comercios y las indicaciones. Creo que entiendo más que en los países del Báltico.

La República de Bielorrusia no es en nada lo que esperaba ver. Todos los comentarios sobre ella, en su gran mayoría negativos, me hablaban de lo difícil de entrar, la rigidez de un gobierno autoritario y, por así decirlo, la última oportunidad de ver lo que queda del bloque Soviético.

20993879_10213906038742017_1418063909904697711_nNo he visto imágenes del Presidente, ni controles en la calles. La ciudad, eso si, es mas limpia y ordenada que todas las grandes urbes europeas que recorrí, y todo está acotado a ese orden. La gente se muestra alegre y curiosa, y luce su belleza tan pulcra como las veredas. No sé nada sobre la economía ni otras áreas de la actualidad, una mirada superficial no alcanza para saber lo que acá pasa, pero si para desestimar gran parte de lo que se dice afuera.

Lo que si, entrar aquí es un viaje al pasado. Después de dos días en Minsk, la capital, me siento en el Buenos Aires, o el México, de los años 50, dentro de un Estado de bienestar. Los nostálgicos de esas épocas, de los valores que se han perdido, no deben dudar en conocer Bielorrusia.

Compré un merlot por menos de dos euros y probé unos dulces exquisitos por monedas. Para los amantes de viajar con poco, y de los hostels, tengo una buena noticia: en esta parte del mundo se consigue una cama por 3€.

Gracias a los que acompañan por Facebook. Seguiremos al interior, en dirección sur, para las tierras afectadas desde 1986 por el desastre de Chernobil, en éste, el país 17 del Camino a Veritvania.

20915330_10213906037021974_489890816343912964_n

 

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s