De Kiev a Odessa

el

ETAPA 3 | TRAMO 5 | DIAS 226 A 228
21762030_10214116923374001_4737186353279422339_nEn un viaje de casi ya ocho meses, en el que la iglesia equis de una ciudad y de otra, o la torre efe, o el puente jota empiezan a parecer todos iguales, haber llegado a una ciudad que te motiva a no perder detalle, es maravilloso.

Quizás porque hay vías muertas y trenes de carga que la atraviesan, calles rotas o de tierra en medio de densas poblaciones y, solo tal vez, porque es una ciudad donde hay gente caminando por todos lados en medio de reliquias de siglos, es que Kiev me tiene encandilado.

Además de arquitecto por formación, soy urbanista por vocación. Por eso, aunque la lista que hice de las ciudades que más me han gustado fue una expresión de sentimientos, hoy traté de racionalizarla. Pero es casi la una de la mañana, y no puedo terminar de explicarme por qué, esa lista, la encabeza Kiev. Lo que considero más válido es que es esta una ciudad desprejuiciada, donde la libertad está bien vista.

21740322_10214116940334425_24838573425487827_nDejaré que corran los días, empezando por el de mañana, que será un día especial y pronto sabrán por que. Cuando me haya alejado de este lugar, y sienta que lo extraño, podré contarles lo que significó para mí, y para este viaje, haber estado una semana en la capital de Ucrania, Camino a Veritvania.

Nos conocimos en la estación de Riga hace más de un mes y ayer la fui a buscar al aeropuerto de Kiev para seguir viaje juntos, porque ella sentía cosquillas cuando veía que era su oportunidad, y decidió no esperar otra vida para hacer lo que siempre quiso. Así que nos vamos a recorrer Ucrania, y lo que venga.
Un viaje es una cadena de despedidas en la que los reencuentros son los eslabones más hermosos. Gracias por este. Dace también va Camino a Veritvania.

ETAPA 3 | TRAMO 5 | DÍAS​ 229 A 231
21752141_10214147190010648_6333163588564318126_nDespués de reencontrarnos con Dace en Kiev, el sábado a la noche tomamos un tren a Odessa, atravesando Ucrania de norte a sur para conocer las costas del Mar Negro.

Ella quería saber cómo es viajar con 8 euros por día, y ese es el plan. Pero más allá del dinero, viajar con poco es lo que posibilita vivenciar las situaciones que enriquecen el viaje. Tomar el transporte local, comer en la calle, ser uno más entre la gente. Cómo Dace habla ruso e ingles a la perfección se facilita la comunicación. Y además estamos aprovechando para aprender, ruso de mi parte, y español por parte de ella.

Ucrania es más parecido a Argentina que a Letonia, por eso a Dace le llaman la atención y le provocan risa muchas situaciones que a mi me resultan familiares. Lo cálido de la gente, el humor al paso, las imporvisaciones, son para mi un refrigerio y una sorpresa para ella.

Odessa tiene una atmósfera de nostalgia y abandono que recuerda los puertos del sur.

Esta parte del camino es distinta. Viajar de a dos es algo que no hacía desde Haití y Dominicana, lejos de aquí, Camino a Veritvania.

 

Anuncios

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s