Buscá tu Veritvania

Cuando me preguntan dónde queda Veritvania suelo responder que es  un lugar que por el momento no ha sido descubierto. Inmediatamente aclaro que se trata de un lugar que no existe, pero si creés que se puede salir a andar por el mundo en la búsqueda de la sorpresa, éste es tu camino. Etimológicamente Veritvania es “el lugar de la verdad”, (veritas – ania) aquel lugar donde los sueños confluyen.

Camino a Veritvania es una excusa para un viaje interminable. He comenzado a andar tan solo con una sonrisa. Me gustaría que más gente se anime a salir al mundo y por eso te propongo que me leas, te propongas tu Camino y si es posible nos crucemos en cualquier lugar que yo esté o cuando pase por tu pueblo, para viajar y compartir nuevos lugares  y formas de vivir mientras buscamos Veritvania. También está la opción de seguir conectados a través de los textos, las fotos y los videos que van poblando este blog.

Tanto en las redes como en las rutas mucha gente pregunta cómo puede ser parte. Cualquier punto del mapa puede ser un buen lugar de encuentro.  Un abrazo nos estará esperando.

El Camino a Veritvania se va formando con los deseos de la gente y los caprichos del camino, son bienvenidas todas las sugerencias de lugares, personas o actividades que resulten auspiciosas para seguir andando, especialmente lugares de próximos encuentros.

El Camino ya me ha regalado de muchos amigos viajeros, estos son algunos de los cientos de ellos y sus historias, su búsqueda que, espero, motive el inicio de la tuya.

Suscribite al blog y sigamos juntos. https://veritvania.wordpress.com/

 

AMIGOS QUE YA BUSCAN SU VERITVANIA

eugenia sol bustamante 2

EUGENIA SOL BUSTAMANTE

¡Hola Veritvanos! Soñé, creí y acá me encuentro, viviendo… Soy Eugenia Sol Bustamante y salí en busca de un gran sueño: Recorrer 20 países de América con mi mochila. ¡Guarda! 20 o más, nunca se sabe…
Gracias a la locura sana que me caracteriza, renuncié a las comodidades de la vida diaria y me lancé a vivir unas de las experiencias más alucinantes de mi vida y más allá de la gran satisfacción personal, quiero demostrar que los sueños pueden cumplirse y que estamos en este mundo para hacer lo que amamos, sea lo que sea: viajar, tocar la guitarra, hacer edificios o sonreír y que somos nosotros mismos los que nos ponemos limites. ¡Se puede! Lo que necesitamos es dar el primer paso con seguridad, confiando en uno mismo y en que cuando les das una oportunidad a la vida, la misma vida se da para que todo se te dé. No hay que olvidarse que de todos los sentimientos frustrantes que hay en este mundo el peor es saber que tuvimos la oportunidad de hacer lo que amábamos y la dejamos pasar.
Elegí viajar y este andar hace que día a día me encuentre inmersa en un mundo maravilloso, descubriendo los sabores de los distintos países y olores que hacen de cada sitio un lugar muy particular. La música, la gente con sus ropas y formas de vivir, sus costumbres, sus miradas y sus historias: el artesano, el pescador, el viejo de la isla, la señora del mercado y el músico sentado en la plaza. Sentir cada paisaje me da esa energía inexplicable para avanzar, firme. Me asombro de todo lo que veo, escucho, pruebo, toco y siento. Me siento viva, me siento fuerte y capaz de todo… No sé cuánto durará, la libertad es mí aliada desde el primer momento, lo que sí sé es que al final del día cobro el sueldo más rico del mundo: La paz por haber tenido la oportunidad de vivir como realmente quiero y haberla aprovechado.

eugenia sol bustamante 1

De Córdoba a Cancún

Primero fue América del Sur. Hermosa loca divertida, llena de colores y montañas, con playas alucinantes y dos océanos inmensos. Países ricos en gente humilde. Algunos callados, otros alegres y sonrientes, pero todos hospitalarios. Gente sencilla que ayuda sin importarle de dónde vienes y a dónde vas. Mágica América del sur con tus comidas y frutas, con tus selvas y cumbres y con esa música que me hizo bailar hasta el cansancio. Sorprendente con tus nativos y sus costumbres. Tus callecitas finitas y los colectivos del terror. Llena de ríos y barcos. Llena de historia. El capitán, el músico, el viajero, el surfista, el indio, el escritor, el payaso, el de la bicicleta, el del bar, el borracho, el que camina, el que sueña, el que te descubre…

Después vino  Centro América,  con cada bandera, cada etapa conquistada y superada. El equipaje disminuyó bastante pero los recuerdos y las anécdotas se multiplican en cada paso. Y de pronto me vi inmersa en uno de las desafíos más grandes de este viaje… cruzar Centroamérica a dedo y comprobar la calidad humana de la gente. Viví cosas de no creer y se que estoy de paso, pero en mi regreso exploraré cada rincón. enamorada de estos paises… Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala…

Toda mi vida mirando el chavo y me vi durmiendo en una vecindad mexicana! muy parecida! Cuando salí al patio central, un niño que vive allí estaba jugando al equilibrio con el palito como lo hace el chavo! Cosas como esa me sorprenden y me llenan de vida todos los días.

eugenia sol bustamante 4

Cuba

Donde pude cumplir una de mas promesas más maravillosas que he hecho en mi vida: reencontrarme con mi madre después de meses sin vernos en pleno Caribe. Y ese mágico reencuentro que jamás olvidaré, fue la puerta para entrar a este mundo… Estoy viviendo un viaje a 1950 en todos sus aspectos y mis días aquí han ido desde aguas cristalinas con langostas enormes , barracudas, peces león y cientos de peces de colores y formas exóticas, a campos sembrados con maíz, frijoles o caña, trabajados por guajiros y bueyes. Pase tardes de mucho calor charlando con cuanto cubano se me cruzara. Disfrute del tabaco, del ron y de la música. Usé todos los transportes habidos y por haber y muy pocas veces pague, prácticamente siempre viajé gratis, pedir botella con paciencia funciona. Caminé hasta el cansancio y sin comida pero encontré gente que sin siquiera conocerme me regaló frutas, me conseguía comida o simplemente me cocinaba lo que les daba. Tuve la suerte de vivir casi todos los momentos con una excelente compañera de viaje que también se las banca todas y siempre marcha para adelante y de conocer más gente como uno con ganas de vivir,de disfrutar y sonreir. Nadé hasta el cansancio, observé todos los cielos cubanos y todas las estrellas. Me mojé íntegra, reí hasta el dolor de panza y las lágrimas en los ojos. Pasé días y días sin bañarme. Acampé en lugares increíbles y fui lo mas caradura y corajuda que se puedan imaginar.

Andando

Viajar también es reflexionar. ¿Cuántas veces postergamos nuestros sueños por obligaciones y acuerdos si son ellos la esencia de nuestra vida? ¿Cuántas veces creímos que éramos capaces de conquistarlo todo pero nos dejamos desalentar por aquellas personas que no creían en nosotros? ¿Cuántas veces decidimos seguir por el mismo camino pisando terreno cómodo y seguro, si podemos cambiar y vivir otro rumbo? ¿Cuántas veces tuvimos la oportunidad de hacer lo que amamos y por miedo o incertidumbre no nos animamos?  ¿Cuántas veces dijimos quiero pero no puedo, si querer es poder y soñar es querer? ¿Cuántas veces no se dio lugar a la magia?

Si nosotros mismos somos dueños de nuestro tiempo, de nuestras ganas. ¿cuántas veces esperamos ese “momento ideal” viendo los años pasar y parados en el mismo lugar?

¿Sabes algo? A fin de cuentas cuando nuestra vida llegue a su fin, no va a importar la cantidad de dinero que tengas, ni casas, ni autos, ni papeles firmados. Sólo valdrá el recuerdo de los momentos preciosos y verdaderos que atesoras en tu alma. Por eso, si en la vida estamos de paso, no hay nada por perder y sí miles de vivencias por ganar, ¿por qué no animarse?

Andando aprendí que la libertad es aquella llave que abre la puerta hacia ese mundo soñado en el cual dejas de sobrevivir y empiezas a vivir… un mundo en el cual eliges los colores con los que deseas pintar tus días, la música que quieres que goce en tus oídos. Un mundo donde empiezas a notar la importancia que tiene vivir con pasión y te olvidas del deber ya que comienzas a desear, a querer… Descubres la simpleza y plenitud de un atardecer, lo divertido que es ir tras los sueños y como te llena el alma la sonrisa de un desconocido. Un mundo en el que despiertas todos los días de cara a un presente maravilloso con las manos abiertas a las sorpresas que llegarán, porque no te atas a nada, porque estas predispuesto a todo y porque el futuro no te preocupa, sabes que la vida es hoy. Y entiendes cada día que cuando le das una oportunidad a la vida, la misma vida se da para que todo se te dé. Porque confías, porque has dejado de sobrevivir. Porque crees, porque has empezado a vivir.

Sueña, cree, vive. Yo lo hago  ¡Andando!

Gracias!

gonzalo cazenave 4

 

GOZALO CAZENAVE

¡Hola Veritvanos! Mi nombre es Gonzalo Cazenave, Argentino de 29 años, viajero de profesión. Empecé esta loca aventura hace muchos años, primero viajando por mi país, luego, decidí hacerme nómada, las 24 horas del día, los 365 días del año.

Mi primer viaje de mochilero sin tiempo estimado de retorno fue por Sudamérica, donde recorrí Argentina, Chile, Peru, Ecuador, Colombia y Bolivia, por tierra y en ocho meses. Seis meses después de regresar a Argentina, volví a emprender un viaje, el que se convirtió en “El viaje” de mi vida, recorrí por tierra y en su mayoría a Dedo y con poco dinero, desde Europa al Sudeste asiático ¡en 8 meses!
Llevo recorrido mas de 45 mil kilómetros por tierra en 4 continentes distintos. (América, Europa, Asia y Oceanía)
Viaje y viví como persona local en países como Rusia, Ucrania, Rumania, Estonia, Suecia, Finlandia, Mongolia, China, Tailandia, Nueva Zelanda entre otros. Trabaje en Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Suecia, Dinamarca, Estonia, Tailandia y Nueva Zelanda.

Realmente no puedo Explicar lo que se siente desde el otro lado del mundo, lidiando con Chinos, Rusos, Ucranianos, Rumanos. Y leer los mensajes de aliento que me envían  día a día.  Hay gente que sin conocerme me envia dinero, pero mas allá de eso aliento. Hoy día el único medio de conexión que tengo es facebook. Mi familia sabe que en este tiempo nunca llamé a un teléfono, no uso reloj, no uso celular, no uso mapas, no uso mas mi pc (porque se rompió), no uso brujula ni GPS. Me muevo con google maps y papelitos con anotaciones en diferentes idiomas.

De Europa a Tailandia a dedo

La meta era llegar desde Berlin hasta Bangkok por tierra, nunca avión. Pasando por Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia, Hungria, Rumania, Ucrania, Rusia, Mongolia, China, Loas y Tailandia. Hice un tramo de 5 mil kilómetros en el Transiberiano, desde Moscú a Irkutsk, y después casi todo a dedo, menos 600 km en Mongolia, porque no fue una buena experiencia, era peligrosa la ruta. y algunos kilómetros en China por error de los conductores, no quedaba opción. Laos no se hizo a dedo por tema de tiempos, necesitaba llegar a tiempo  a Bangkok, para hacerme unos estudios para la visa a Nueva Zelanda, y la verdad que Laos era complicadísimo, no había casi autos en la ruta y para hacer 600 km, tardé 25 horas.

gonzalo cazenave 3

A veces nos preguntamos como hacer dedo, o como empezamos si nunca lo hicimos. Tuve la oportunidad de cruzar países donde el idioma inglés, o español no es lo mas común, a lo que me preguntaba antes de realizar el viaje ¿cómo iba a cruzar Ucrania, Rusia, Mongolia y China sin poder hablar ingles con los conductores? Al entrar a Ucrania por el Norte de Rumania, me di cuenta que las cosas cambiaban, que ya no era nombrar el destino al conductor y alistarme para una rica siesta. Cruzamos la frontera Rumania-Ucrania, con un condutor ucraniano, lo que me dio una experiencia previa, a pocas, le entendí que me dejaba del otro lado de la frontera, y logré que me entienda que quería que me deje en una gosolinera. Esa noche dormi en la estacion se servicio, la primera en Ucrania, y me puse a idear como me iba a comunicar fuera de Europa, en los países donde el idioma inglés no es bienvenido. Tips que me sirvieron para cruzar Ucrania, Rusia, Mongolia y China: Usar google translate, y escribir el nombre de las ciudades que estaban en el medio de mi punto de partida y mi destino final. Los escribía en Castellano y en el idioma local, con el kilometraje, hasta mi destino. Asi sabía donde estaba parado. Los carteles los escribía en el Idioma local, imagínense un ruso haciendo autostop en Argentina o Colombia, y con el cartel escrito en ruso, nadie lo levantaría. ¿Por qué uso carteles con nombre de ciudades en el idioma local? Algunos dicen que no hace falta. Pero siempre que estoy en la ruta, pienso que el conductor que duda entre llevarte o no, lee el cartel, y a veces ni piensa en llevarte, para por instinto. Siempre hacía un cartel con la ciudad mas cercana desde el lugar desde donde salia. Por ejemplo, si salia de Beijing a Xian, que son 800 Km, hacia un cartel desde la ruta de Beijing, a un pueblo a 150 km de Beijing. Lo primordial cuando salís a la ruta, es salir de tu destino, una vez que salís de la ciudad, todo es mas facil, ya estas en el juego, tu cabeza piensa de otra manera. Fundamental alejarte mas de 100 km de la autopista, llegar a la Ruta. Una vez en el auto o camión, le mostraba al conductor mi papel con todas las ciudades importantes entre mi lugar de salida y mi destino, El conductor entre señas, me señalaba a donde iba, entonces yo estaba atento, leyendo los carteles de kilometraje, a donde debía decirle que me deje. Nunca es bueno entrar a las ciudades que no tenemos previsto en paises como China, Rusia, porque después, para salir, tenemos que volver a planear todo, como salir de la ciudad. Siempre tratar que te dejen en estaciones de Servicio, aprenderse el nombre de la estación mas típica en tu ruta. Por ejemplo en Tailandia siempre decía 7 Eleven, algo típico de esas rutas. Si no hay una estación de servicio cerca a el desvío a tu destino, bajate en peajes, o si no queda otra, en el desvío. Anotar siempre los números de Carretera que vas a Transitar, es una gran ayuda, porque en China por ejemplo, los carteles están en chino, entonces no queda otra que ver el numero de carretera.

Yo además usaba la camiseta Argentina, muchos conductores la asocian con Messi, y Maradona, aunque no lo crean, sirve y mucho. Latinomérica está bien visto en todos estos países. Sos casi una celebridad andando por sus rutas.  Encontré la solidaridad de la gente. Muchos me decían que los rusos son mala onda… me hice muchos amigos rusos. Muchos decían que los chinos son fríos… me amaban, me daban bolsas de comida en la ruta, me sacaban fotos, me saludaban y me dieron dinero. Muchos decían que el sur de Tailandia es peligroso, hice dedo por todo Tailandia. Una noche dormía en una gasolinera, y un tai, me invitó a dormir a su casa y tomar cerveza. Me decían que en Ucrania podían asaltarme con ametralladoras… hice más de 2 mil kilómetros cruzando todo este país a dedo y lo que menos vi fueron ametralladoras. ¿Con qué te quedas y qué dejás? Me quedo con la gente local, no la de los lugares como Phi Phi Island que te ven como una billetera caminante… sino con la de los pueblos chicos, no turísticos. Dejo la gente de Beijing, de Moscú, de Bangkok. Me quedo con la gente de Lishan (pueblito en medio de China), con la gente de Irkutsk (ciudad de Siberia), y con tanta otra gente que sin esperar nada a cambio, sólo me brindaron su ayuda.

Nueva Zelanda

Llegué con casi 100 dolares, y hacer dedo me hizo conocer a la familia con la que viví luego, me dieron comida, y un cuarto, solo pagué algo pequeño por semana para ayudar. Ahora puedo decir que estoy bien, tengo trabajo casi todos los días, tengo cuenta bancaria, y trabajé casi 15 días ahorrando para lo que sigue. En Nueva Zelanda si quieres juntar plata hay que trabajar duro. Desde las 6 cortando ramas en el viñedo con la mano, agachado junté 75 dólares por día.  Se gana bien si trabajas duro, para luego seguir viaje.

Lo que viene

Les cuento que en 10 meses voy a viajar desde Japón hasta Argentina por tierra. Cruzando Asia, medio oriente, Europa del este, Europa mediterránea, y occidental, Centro América y Sudamérica. Tampoco pienso buscar sponsors ni nada que se intetponga entre el viaje y yo. Para eso estoy trabajando duro! Mi viaje, mi estilo! Estoy empezando a planear como llegar a Japón, sin tomar avión desde Nueva Zelanda. Trabajando en un barco que salga desde Nueva Zelanda quizás. Tendré que empezar a mandar mails,  pienso viajar allá a mediados del 2014, para cuando se me acabe la visa, para ir regresando a América, cruzar a Rusia por Japon, a Vladivostok, hasta Omsk y bajar por Kazakhstan, Uzbekistán, Turkmenistán, Iran, etc hasta Europa. Planeando, planeando.. otro Gran Viaje por Tierra!

La rutina me cansó, empecé a pensar en otra vida viajando. Un día decidí dejar todo atrás y  así fue como ahora me encuentro del otro lado del mundo.

¡Un abrazo a todos!

julieta mateos 4

 

JULIETA MATEOS (CHULS)

¡Hola veritvanos! Hace 5 años empecé a trabajar en un Tribunal de Trabajo (¿con mayúscula?). Mi primer trabajo serio. La frase que resuena: si entras ahí te salvas para toda la vida.
¿Salvarse de qué?
De hacer lo que a uno le gusta verdaderamente.
El trabajo me permitió muchas, pero muchas cosas: estudiar fotografía, vivir sola, alimentar a Marla, viajar por el país, operarme la miopía, comprarme mi primera cámara reflex y hacer lo más importante que hice hasta ahora en mi vida: salir de viaje un 6 de enero del 2012, hacia Brasil, destino México, camino indefinido y retorno interrogante.
Algunos compas judiciales me decían: vos no volvés jamás.
Otros me decían: vas a volver con rastas.
Más allá de lo material, estar trabajando algunos pocos años en el Estado (¿con mayúscula?), me permitió hacer un quiebre mental que posibilitó el comienzo de muchos cuestionamientos acerca de lo que quería, en ese entonces, hacer con mi vida. Vi el trasfondo de la Justicia (con mayúscula?), vi pilas y pilas de expedientes de despidos, de accidentes de trabajo, y cada uno tenía detrás una persona con una historia y una creencia en un sistema en el cual yo cada vez creía menos.
Y entonces me fui, me salí de aquel gigante indestructible llamado Estado y comencé a hacer cosas que antes no hacía.
Me pedí una licencia sin goce de sueldo por dos años y la vida decantó solita: la decisión por momentos abrumadora de volver o no se tomó sola y fue así como un día de noviembre de 2013 presenté mi renuncia, alargando mis alas.
Ahora sólo me quedan palabras de agradecimiento a mi paso por aquella institución. Gracias porque cada abogado que atendí en la mesa de entradas me aporto fuerza para salirme de ahí, gracias a cada uno de mis compañeros del tribunal porque sé que, a pesar de lo que se dice de afuera, laburan como locos y le ponen mucha fuerza cada día. Gracias a la burocracia asfixiante que me hace anclar en el presente y querer sembrar mi propia comida. Gracias porque cada segundo trabajando allí fortaleció mi germen anarquista. Gracias por todas las empanadas comidas en los cumpleaños, gracias por las facturas y el mate de cada mañana, gracias por todos los detalles que hicieron que yo, en este momento, me sienta valiente por haber tomado la decisión de renunciar a una jubilación segura y a IOMA y me lance a la aventura de vivir de mí, de lo que amo y de lo que me gusta hacer: ahora, la fotografía. Mañana, no sé.

julieta mateos 3

La hormiguita viajera

Soy mujer, estoy consciente de eso. Y también soy consciente de que las diferencias de género algunas veces son más importantes que otras, sobre todo cuando se recorren culturas diferentes, con costumbres nuevas, desconocidas para una que viene del sur y de ambientes (pseudo) alternativos en donde se defiende la lucha de género y al a vez se aboga por un androginismo quizás ficticio.
Ser mujer y recorrer América es una aventura aparte. Preparate para aguantar “piropos” que no son tales, para soportar miradas que te calan los huesos y chistidos que pretenden que te des vuelta y corras a los brazos del silbador.
Si decidis hacer dedo, mochila al hombro, sabé que en Brasil, por ejemplo, las compañeras trabajadoras de la carne, como las llamo yo, más conocidas como prostitutas, suelen trabajar en la ruta, así que si estás sola pidiendo la carona, es probable que, a pesar de tu mochila, el camionero te confunda con una de ellas y te quiera dar. Lisa y llanamente. Te aconsejamos buscarte un compañero o compañera de ruta para evitar malos entendidos.
Es probable que portar un par de tetas te facilite ciertas cuestiones como conseguir el dedo, que te regalen comida, e incluso que te hagan descuentos.
Queda en vos y en el feminismo interno que todas poseemos aceptar esos regalos o rechazarlos en nombre de la emancipación femenina.
Por ultimo, es aconsejable despojarse de todo tipo de cosméticos y boludeces femeninas que el sistema te dice que debes usar. LLevate solo un shampucito, un jabón, quizás una crema humectante, la pincita de depilar, el espejito y nada más. Olvidate de depilarte y de cargar con porquerías como pinturas, esmaltes, quitaesmalte, algodoncito, gasas, incluso deja las toallitas femeninas y los tampones y, si te animas, investiga un poco sobre la copita menstrual, antes de largarte a la aventura.

No mames, wey.

Hace un año me levanté bien temprano en una clínica caraqueña, no porque estuviera internada, sino porque por los avatares del CS mi coucher estaba de guardia.
Me despedí de ella, me puse mi mochila, fui a internet, me tomè el metro y luego el bus hacia el aeropuerto.
Era mi ultimo día en Venezuela. Por fin iba a conocer México. Y me iba sola. Y sin plata, así, a la marchanta. Toda la ansiedad junta.
Ya en el aeropuerto, me senté a tomar mate y comer un sanguche de queso, mientras escribía un poquito, y los últimos bolívares fueron destinados a un enorme chocolate para elevar la serotonina prevuelo. Por fin salía el avión Caracas-Bogotá.
En Bogotá nos revisan los militares. Y hay comentarios cómplices con el primer chilango que conocí, antichavista él.
Bogotá-DF. En el avión me hago camita con tres asientos.
Me despierto en DF, miro por la ventana cuando estamos por aterrizar a ver si diviso el zócalo. Lucecitas y nada más.
Mucho frío y yo en ojotas.
Entro a un kiosquito sólo para ver un Gansito Marinela de cerca. Cambio todo mi capital: 20 usd.
Escucho dos canciones de Chavela Vargas.
Y pienso que el acento de la gente me empalaga de tan dulce.
Y el miedo al ver a tanto gringo subirse al avión que va a Cancún,
DF-Cancún. Me pido ventanilla para ver el mar desde arriba.
He visto tanto mar en diez meses que mi mente osa pensar que este va a ser más de lo mismo, un poco azulcito y ya.
Todavía recuerdo la primera sensación de humedad recalcitrante en la piel al bajar del avión.
Me pongo a hacer dedo en la Federal y enseguida me sube un carro de alquiler que me deja en el mirador y ese es mi primer encuentro con el mar.
Azulcito, las pelotas. Era una de las cosas más increíbles que yo había visto en toda mi vida, turquesa, degradado, indescriptible y salvaje. Y era todo mío, parte de mí. Me estaba esperando para bendecirme y rellenarme de experiencias.

Podés leer más en  50 Pastillas

Gracias.

mariano cadenau 1

 

MARIANO CADENEAU

¡Hola Veritvanos! Me llamo Mariano, tengo 27 años, me formé como Ingeniero en Sistemas de Información y trabajé varios años en relación de dependencia en el rubro. Luego de pensarlo mucho y de entender que era el mejor momento, decidí renunciar al que hoy es mi ex-trabajo a partir del 1ro de Noviembre para tomarme un tiempo para preparar y luego protagonizar, por primera vez en mi vida, un viaje sin límite de tiempo predefinido por América Latina. Viajar es una de mis más grandes pasiones (seguramente la mayor) y al hacerlo, disfruto muchísimo al conocer nuevos lugares, pero especialmente a las personas que viven en cada lugar y que de forma directa pueden enseñarme sobre su cultura. Soy muy inquieto y curioso, así que van a notar que muchos temas distintos llaman mi atención y compartiré con ustedes todo aquello que sienta que pueda interesarles.

Un gran paso

Llegó el momento… No más excusas, no más miedos, siento que es hora de dejar de pensar en el futuro o en el pasado. Decidí, una vez más, enfocarme en el presente y dejarme llevar por lo que sentía. Así que aquí estoy, acabo de dar lo que yo entiendo que es un gran paso: acabo de renunciar a mi trabajo. No estaba disfrutándolo, no me hacía sentir pleno y no me hallaba motivado al arrancar cada día yendo a la oficina, así que renuncié. En la empresa había un muy buen ambiente laboral, mi sueldo cubría con creces mis necesidades básicas, algunas de las tareas que realizaba me gustaban y el régimen horario no era tan estricto, entre otros aspectos positivos. Pero decidí no conformarme con eso: aprovechando el cierre del proyecto en el que estaba participando en el trabajo y el fin de mi contrato de alquiler, sentí que era un gran momento para hacer un cambio. Por como se los cuento, parece que fue muy sencilla la decisión, pero créanme que no fue así, este es sólo un hito más de todo un proceso que vengo atravesando y del que voy a contarles en distintos posts, debido a que abarca diversos aspectos de mi vida, que no quiero plasmar en uno solo, cuya lectura sea tediosa.

Un tiempo de descanso y reflexión

Pero este cambio del que les estoy contando no fue un cambio solamente en lo laboral, sino un cambio más profundo. Por primera vez en mi vida, renuncié a un trabajo sin tener otro esperándome. Sentí que es un buen momento para descansar, reflexionar y aprender nuevas herramientas para comenzar de nuevo, pero esta vez lo voy a hacer por mi cuenta. No quiero seguir trabajando bajo dependencia sin antes esforzarme buscando trabajar de manera independiente (o freelancer). Conocí a muchas personas que lo han hecho, algunos colegas y otros no, numerosos casos que prueban que es posible, que es una realidad muy distinta con una dinámica totalmente diferente que quiero experimentar en carne propia y no sólo quedarme sólo con lo que me dijeron o lo que leí. Les digo más: Aunque nadie lo haya hecho, esto no querría decir que no se pueda, pero sí lo hace aún más desafiante, citando a Mandela: “Todo parece imposible hasta que se hace.” Y citando a Lennon, “You may say I’m a dreamer” (podrán decir que soy un soñador), pero realmente siento que voy a descubrir aquello que, como trabajo:

Me llene de energía y no que me la exprima.
Me apasione.
No me incentive a mirar el reloj esperando la hora de almuerzo o la hora de irme.
No me incite a estar permanentemente contando los días que faltan para el fin de semana o para las vacaciones
Saque lo mejor de mí.
Esté permanentemente planteándome nuevos desafíos.
Esté alineado a mi ser.
Me llene.
Me haga sentir pleno.

Por todos estos motivos que les cuento y algunos más, es que tomé la decisión que tomé. Y esto abre la puerta también a algo que yo sentía que iba a hacer en un futuro no muy lejano…

mariano cadenau 2

El Gran Viaje

Ha llegado el momento. Ya tengo los pasajes para el 2 de Enero: Saldremos con mi novia en tren hacia la ciudad de Córdoba de mochileros. Por primera vez, comenzaré un viaje cuya fecha de retorno no quiero ni necesito pautar de antemano. Visitaremos varias provincias argentinas, que no están predefinidas, pero que podrían ser (además de Córdoba): Mendoza, San Luis, San Juan, La Rioja y Catamarca. Ella deberá volver poco después de un mes de viaje, pero yo seguiré un poco más, recorriendo otros países: Chile, Perú y Bolivia están en la mira, pero todo puede ser, el camino lo dirá.

Acerca del Blog

En mi blog El Gran Viaje el nexo entre los diversos contenidos serán los viajes y, relacionado con estos, encontrarán relatos de distintos lugares a través de su gente, tips, enlaces y otros recursos. Además, acá van a encontrar relatos y datos útiles sobre: Ciclismo, un poco de Turismo Aventura (ya practiqué entre otras cosas: Rafting, Trekking, Escalada y Canopy, pero tengo muchos pendientes que irán surgiendo mientras viajo), Salud (no sólo Física), algunas Reflexiones, Libros u otro Material que me haya ayudado a hacer cambios en mi vida y mucho más.

Así que aquí en el blog es donde difundiré todo aquello que sienta que vale la pena del Antes, Durante y Después de esto que para mí será “El Gran Viaje” . Siempre disfruto de compartir y dar una mano, aunque sea algo pequeño. También sé apreciar una crítica constructiva y agradeceré recomendaciones de todo tipo para hacer de este espacio un lugar cada día un poco mejor para todos. No duden en contactarse por cualquier cosa. Prometo responder a la brevedad (aunque no tanto mientras esté viajando) y siempre de manera personalizada.

¡Muchas Gracias!

miriam chazarreta 1
MIRIAM CHAZARRETA

¡Hola Veritvanos! La chispa viajera se me prendió ya de grande, no tengo recuerdos de haber viajado mucho de pequeña, y a mí la geografía no me gustaba (en primer año de secundaria me la llevé a diciembre) pero sí recuerdo que desde muy chica tuve conciencia de que quería conocer el mundo y a la gente que vivía en otras partes del planeta.

Cuando ya era una adolescente (o casi) y tuve ciertos conocimientos de historia quise ir a Machu Picchu, navegar el Titicaca (idea que compartía con mi hermano), recorrer parte de la Amazonía y más tarde quise imitar al Che Guevara en sus viajes en motocicleta… en fin, el bichito de los viajes ya me había picado y sabía que quería viajar de manera independiente y que quería conocer los lugares donde habían transcurrido los acontecimientos que me tocaba estudiar y que más adelante estudiaría más profundamente y por cuenta propia.

Pero con los años el ímpetu aventurero se fue apagando, hasta que un día alguien me dijo algo que nunca voy a olvidar: en un momento en que me encontraba yo un poco triste tuve una charla con un compañero de trabajo al que le comenté los motivos de mi angustia (mal de amores, económicos y síndrome de “nadiemequiere”) y él me dijo: “¿Por qué en vez de quejarte de la vida que tenés, no hacés algo que te haga feliz? Vos sos la persona más libre que conozco, podés hacer con tu vida lo que quieras, las cosas que no tenés son las que te hacen libre. Agarrá tu vida y hacé con ella lo que te haga feliz”. Aclaro que mi compañero se dedicaba a dar charlas motivacionales o algo por el estilo y sabía dirigirse muy bien a las personas. El caso es que sus palabras me llegaron en el momento indicado como una gran revelación. Y a partir de entonces dejé de quejarme de mi mala suerte y decidí hacerle caso: salir en busca de la felicidad perdida. Desempolvé viejos sueños que me habían quedado olvidados y los saqué a la luz.

miriam chazarreta 2

Y al fin partí

Así fue que nació mi primer gran viaje que duró casi dos meses por casi toda Bolivia y parte de Perú (que fue para mí un gran aprendizaje y que me sirvió para darle forma a este nuevo proyecto que es viajar por toda América Latina) y así fue también que nació el deseo-necesidad de seguir viajando porque como digo siempre, la decisión de viajar no la tomé yo sino que ella me tomó a mí, cuando yo ni me había dado cuenta.

Ahora cuento los días que faltan para la próxima salida, que será prontito. Por eso los espero en mi blog para seguir  contándoles mis  Confesiones viajeras.

tatiana sidlik 2

 

TATIANA SIDLIK

¡Hola Veritvanos! Me llamo Tatiana Sidlik y quiero contarles un poquito de mi historia viajera. Mi familia está conformada por mi papá Omi, mi mamá Pinky y mis 3 Hermanos, Sonia, Elias y Sofía. Siempre viajamos mucho. Puedo decir que fue una escuela porque hicimos viajes de todo tipo. Así conocí San Luis, Mendoza, San Martin de Los Andes y Córdoba y muchos desiertos de médanos que nosotros bautizamos Sahara, donde la adrenalina era pura. Realmente la pasábamos muy bien.

Entre medio de esos viajes locales, me subí por primera vez a un avión a los 10 años, en realidad a varios aviones, cuando nos fuimos todos a Disney, después un crucero y por último Cancún. Ese mismo viaje lo hicimos dos veces con dos años de diferencia y creo que fue mi mayor escuela de cómo viajar de forma “muy rata”. Por ejemplo cuando íbamos a los parques, mi papá llevaba la comida desde afuera porque era mucho más barata y nos hacía pedir hielo en el restaurante y abría la botella de gaseosa escondida en la mochila. O también compró un vaso de gaseosa una sola vez en un mes y pasábamos siempre por McDonalds a recargarla. Y si queríamos un heladito durante el día nos compraba uno solo para los 4 hermanos, uno se comía una orejita del Mickey, el otro la otra, y el resto de la cara de compartía entre los otros dos hermanos. Ah y la máxima era que nos llevaba a las charlas donde ofrecían Tiempos Compartidos porque mientras el vendedor charlaba con él, nosotros desayunábamos muy bien y agarrábamos algo de comida para el resto del día. Eso entre otros muchos truquitos que tenía.

Viajes con amigos

Cuando terminé el secundario nos fuimos de viaje con todo mi grupo de amigos del club a Israel, gratis. Fue un viaje espectacular que me cambió la cabeza. Fueron 10 días de estar conociendo el país con la gente que nos llevó. En ese viaje, la acompañante de nuestro grupo (una gran viajera por cierto), nos regaló a cada uno un cuaderno para escribir nuestras vivencias. Yo escribí cada día del viaje. Ese fue el primero de muchos cuadernos de viaje. Luego de esos 10 días me quedé con mi prima-amiga Barbi 15 días más visitando a familiares y amigos dentro del país y después muy improvisadamente y casi sin plata, abrimos el pasaje de avión para quedarnos en Barcelona con una amiga que habíamos conocido y que le prestaban un departamento en el barrio Gótico. Eramos cuatro chicas y nos divertimos demasiado. Esa fue otra “escuela de ratismo”, porque ese viaje no estaba dentro del presupuesto. Así que tuvimos que colarnos en los subtes, que no era fácil porque yo tenía rastas y mi prima el pelo fucsia, o por ejemplo conformarnos con ver La Sagrada Familia desde afuera por no poder pagar la entrada. Pero fue un viaje espectacular. A partir de mi viaje a Israel y Barcelona, prometí no volver a veranear en la playa. Determiné que mis vacaciones me deberían servir para crecer como persona, para aprender y viajar.

Siempre digo que esos viajes me dejan un sabor riquísimo que sigo saboreando hasta mitad de año, pero ya en Julio empiezo a saborear las ilusiones del viaje que se viene. Comienzo fijando un destino, luego contándoles a mis amigos a donde quiero ir para ver quien se suma. A mitad de 2004 cuando decidí que quería ir a conocer Macchu Picchu, les taladré el cerebro a todos mis amigos pero ninguno quiso ir por diferentes razones. Mi destino seguía fijo, esperando a que se sumara alguien. Y ese alguien apareció. Ese alguien era Marianito (le digo así pero me lleva 5 años). Es medio difícil explicar la relación pero ahí voy: es el primo mayor de Roni y Dan, es del club a donde iba, nuestras familias son muy amigas, nos daba actividades a mi grupo del club, y teníamos una relación de mucho cariño, él era mi amigo grande y yo era su amiga chiquita. Siempre hablábamos de viajes, para mi era como mi ídolo porque siempre viajaba mucho, se había ido al sudeste asiático y me encantaban todas sus historias. Así que un día contándole que me quería ir a Macchu Picchu pero que no tenía quien me acompañe, me dijo que él también quería ir ahí y que vayamos juntos. Entonces en Enero de 2005 nos fuimos casi un mes a recorrer Perú y Bolivia. Fue un viaje hermoso. Una GRAN escuela porque él era un viajero experimentado y yo no.

Atrapa tu sueño

Después de varios viajes, mi tía abuela Betty, me regaló un libro para apoyarme con un proyecto que yo tenía que era crear comunidades sociales en argentina (similares a los Kibutz de Israel). El libro se llamaba Atrapa Tu Sueño y se trataba de una pareja que persiguió su sueño de viajar por América. Ellos compraron un auto de 1928, con ruedas de madera que iba muy despacito, y se fueron a viajar inicialmente por 6 meses, que se transformó en 4 años. Como leyeron, a mi ya me apasionaba viajar y una vez que leí el libro, me di cuenta que no se necesita mucho para viajar, y decidí a mis 21 años, que me quería ir un año de viaje. Lo primero que hice fue contarlo. Primero necesitaba un cómplice, y increíblemente apareció Lu. Lu es mi mejor amiga desde que somos chiquitas. Fuimos juntas al jardin, a la primaria, y nos cambiamos juntas a un colegio secundario que quedaba a una hora de nuestras casas. Fue siempre mi compañera de banco y de colectivo. Creo que es la persona que más horas le vi la cara en mi vida. Nos amamos y nos conocemos muy bien, con nuestras cosas buenas y con las malas. Ella siempre fue alumna ejemplar, ordenada, con miles actividades extracurriculares, super responsable. Y yo fui más bien lo contrario. Ella estaba de novia hacía 5 años con Bruno. Ambas estábamos cursando la facultad, ella arquitectura y yo ingeniería. Jamás se me ocurrió preguntarle a Lu si quería hacer ese viaje, porque no me imaginé que interrumpiera sus estudios y porque estaba de novia hacía mucho tiempo. A quien quería convencer era a Johi, pero no tuve chances de convencerla, me dejó bien en claro que en ese momento no le quería irse un año (tenía sobrinitos chiquitos que son su vida, y estaba en un mal momento de estudios que necesitaba definir). Le conté a Lu la situación y me dijo: yo quiero ir con vos. Sinceramente nunca le creí, hasta que el sueño iba cobrando forma. Empezamos a ahorrar, a vender tortas y portarretratos. Convencimos a nuestros padres (al mío lo hice leer el libro y lo lleve a conocer a los protagonistas del mismo, Cande y Herman). Nos prestaron plata para comprar una kombi, y para resumirlo, seis meses después salimos a la ruta, ambas con 22 años, con 800 dolares aproximadamente cada una y sin un rumbo marcado. Y casi sin haber manejado la kombi. Ese viaje marcó un antes y un después en mi vida.

 

Juan Manuel Lere 1

JUAN MANUEL LERE

¡Hola Veritvanos! Soy Juan Manuel, si, es un poco largo mi nombre pero está compensado por lo corto de mi apellido, “Lere”. A mí me gusta mucho viajar, me gusta eso de ser mochilero, de andar con “la casita al hombro” como me supo decir hace muchos años una señora de la que ya ni recuerdo su rostro en el camping municipal de Capilla del Monte, Córdoba.

Como les decía me gusta viajar, de mochilero por sobre todo, creo que es algo que me fascina desde que era muy pequeño. Tengo un recuerdo que nunca he perdido: en el me encuentro en lo que en Pergamino, mi ciudad, llamamos “El Puente de Fierro”, un puente peatonal casi en desuso que se eleva sobre las vías de ferrocarril que cortan la ciudad en dos. No sé, no estoy seguro pero tendría nueve o diez años, era verano y con la pandilla con la que pateaba las calles solíamos al atardecer cuando nos íbamos de la pileta del Club Comunicaciones salir a campo traviesa hasta toparnos con el terraplén ferroviario, treparlo y alcanzar las vías para proseguir la marcha de dos o tres kilómetros sobre los durmientes de quebracho. Era la gran aventura, caminar por las vías, preguntándonos que haríamos si venía el tren, aun circulaban en esa época, y nos agarraba justo cruzando el puente sobre el arroyo Chuchú. Nunca pasó nada y siempre llegamos sanos, salvos y victoriosos al Puente de Fierro. Fue uno de esos triunfales días en que me recuerdo proponiéndoles a mis camaradas “cuando seamos más grandes, nos subimos a un tren y nos vamos a Tucumán”, jajá. ¡Nunca sucedió claro, para cuando tuvimos edad de hacerlo los trenes ya estaban privatizados!

juan manuel lere 2

Mi bautismo como Mochilero

Como sea, años después tendría mi bautismo como mochilero viajando a La Falda, Córdoba. Luego le seguirían otros viajes y otros tantos viajes a dedo pero ya no como mochilero sino como docente que trabaja en pueblos cercanos, pero esto te lo cuento en algún post mejor. No he viajado tanto en realidad, no al menos todo lo que le hubiera gustado a ese nene en el puente. Pero no importa lo que no se hizo hasta ahora si no lo que puede suceder a partir de ahora.

Desafío y descubrimiento

Un viaje en solitario puede ser todo un desafío y un descubrimiento personal.
Un día se comenzaron a suceder una serie de consultas y de estas se desprendían palabras como “timidez y vergüenza” Diferentes “miedos” u obstáculos para emprender ese viaje en solitario, ese viaje de largo aliento como dicen los ciclistas viajeros o simplemente ese viaje mochilero
Entonces no he dudado en aconsejar que un viaje de estas características pueda ser un buen remedio para eso porque: Quién viaja solo, indefectiblemente se desafía a cada minuto. Se enfrenta a la soledad, a la relación con ese otro, que hasta el momento en que cruzamos la primera palabra es un perfecto desconocido y hasta cuando no, ese desconocido no habla tu idioma, te dobla la edad, bah, es totalmente “diferente” a vos. Pero así y todo, cuando menos te das cuenta te has rodeado de gente, compartes la comida, excursiones, paseos, concejos. Lo que te imagines…, es maravilloso y te descubrís, te auto descubrís y me atrevería decir que tu alma sonríe. Vas a sentir ese cosquilleo inexplicable porque lo has logrado, venciste tus miedos. ¡Estás ahí y no estás solo!

Creo que estas palabras bastan por sí solas, vayámonos conociendo a través de lo que aquí pueda contarte…
Desde mi blog Rumbeando por ahí, pretendo hacer un espacio donde retratar mis vivencias, los caminos que recorro, que como una bitácora apuntale a la memoria y la refresque y le recuerde cuál es el camino.

Los espero rumbeando. Un abrazo y gracias por acompañarme.

tatiana sidlik 3

El Viajerismo

Yo tengo mis propias ideas de un mundo mejor, algunas pueden ser contradictorias, otras utópicas, pero son mías. Por eso propongo una nueva ideología. El viajerismo no es simplemente viajar. Es mucho más que eso. No implicaría solamente a la gente que viaja, sino también a los que están quietos circunstancialmente. Sería una ideología que uniría y no dividiría. Ser viajerista significaría saber lo que es estar lejos de tu casa, conociendo culturas diferentes, con curiosidad, queriendo explorar el mundo. Es saber lo importante que es que te pregunten si estás bien, qué necesitás, con qué te pueden ayudar y hacerlo uno también por los demás. Es abrir las puertas de tu casa así como te gusta que te las abran a vos. Es creer que en el mundo hay más gente buena que mala y confiar.

El proyecto actual es viajar en el 2014 a India y Asia enseñando globología a los niños de cada lugar. Ya hicimos una primer experiencia en Cuba que fue muy enriquecedora.

Los invito a seguir viajando a través de mi blog  Caminando por el Globo

ivana tilca 2

IVANA TILCA

¡Hola Veritvanos! Soy Ivana, quién luego de estudiar periodismo en la ciudad de Córdoba decidió involucrarse en la informática, pasión que mi hermano me inculcó desde que tenía 15 años. Soy curiosa, inquieta y amante del asombro. Me cuesta escribir esto en estos momentos debido a que estoy justamente en una situación en la cual me pregunto quién realmente soy. Les contaré brévemente mi vida, quizás ustedes identifiquen eso mejor que yo.
Nací en Salta, viví allí hasta mis 12 años y luego me mudé con mi familia a la ciudad de Mendoza. Me tocó desde pequeña cambiar de cultura, de tradiciones. Tuve que conocer nuevas personas que eran completamente diferentes a mí. Salta es la ciudad del folclore, de la familia que comparte un mate un asado se tenga o no dinero. Pasé a vivir a una provincia casi opuesta, en la cual qué marca de ropa usabas o que tonada tenías era muy diferencial. Al ser salteña, ya era diferente al resto y me costó mucho adaptarme, pero logré hacerlo.
Luego de Mendoza, me fui a vivir a Córdoba, en donde para mi sorpresa encontré personas de diferentes lugares de Argentina viviendo y estudiando. Compartí mesa con ya costumbres que no lograba identificar, me amoldé pero sentí que no pertenecía, al menos no en ese momento.
Nuevamente volví a mi Salta, donde creí que encontraría esa paz de pertenencia, sin embargo, el viajar por muchas ciudades y adaptarme a otras costumbres, hizo que tampoco sienta que esa ciudad era la mía.
Ya tenía mi propia empresa en la ciudad de Salta llamada Inthi Soluciones. Por la pasión que tenía por la tecnología Microsoft, me nombraron Microsoft Student Partner en el 2008, año en el que viajé a competir a Francia a Imagine Cup (competencia de Microsoft enfocada a utilizar la tecnología para resolver problemas sociales).

Mi experiencia en Microsoft

Por arte de magia una amiga también MSP de México me pidió mi CV. Ella se lo brindó a los reclutadores de EEUU, quienes me llamaron por teléfono a la semana. Me hicieron una entrevista y la pasé, me pidieron luego que viaje a Brasil donde me entrevistaron en forma personal y también pasé. Quedé contratada en Octubre de 2011 para trabajar en Estados Unidos, Redmond en Julio de 2012. Microsoft Argentina se enteró al respecto y me contrataron como Technical Evangelist o Especialista Técnico en nuevas tecnologías.Trabajé en Buenos aires unos meses y luego me mudé a Redmond, USA. Allí me dediqué a desarrollar para el equipo de Office, logrando meterme en el código del famoso Word y One Note que todos usan. Estaba en un país diferente, rodeada de personas de diferentes paises. Utilizabamos el tiempo libre del trabajo para viajar y conocer Estados Unidos y ahí me dí cuenta, que amaba viajar. No por buscar algo, pero por el hecho de asombrarme de llegar a pisar el Gran Cañon, o Times Square o una isla en pleno oceano. Regresé de EEUU y volví al equipo de Argentina como Especialista Técnico por unos meses. De ahí me pusieron el rol de Audience Marketing Manager, o Gerente de Audiencias Técnicas hasta el pasado Noviembre. Me gusta decir que mi historia con Microsoft no termina, sino que puso una pausa. ¿Por qué? Por que en Septiembre de 2013 fui a entrevistar para puestos en EEUU y estoy aún en la espera de ver qué sucede conmigo.

Viajar es vivir muchas vidas

Antes había viajado a Francia y Brasil, pero siempre mi cabeza había estado atada a alguna persona en Argentina, lo cual me impedía vivir completamente la experiencia del viaje. Siempre me fascinó poder volver a comenzar, según mi hermana es la razón por la cual yo vivo muchas vidas. Nunca viví en la misma ciudad más de 3 años, luego de mudarme a Mendoza. Por Microsoft pude viajar a Dubai, Rusia entre otros países. Y ver una persona orando en árabe o una persona escribir en Ruso, siguieron emocionándome.
Comencé a pensar en dejar todo y desprenderme de lo material, cuando me dí cuenta que era diferente a mi entorno. Cuando ví que amé de Salta el compartir un mate y de Mendoza la amistad o de Córdoba una peña. Amo compartir mi tiempo con personas diferentes a mí. Creo en la bondad y sobre todo, me gusta ayudar a las personas que lo necesitan a mi alrededor. Desafortunadamente los últimos meses de mi vida este año 2013, tuve que pasar por al lado de personas que buscaban lo contrario a mí. Pero como siempre fuí de ver el vaso medio lleno, para mí era una señal.
No sé por qué, no sé qué fue lo que hizo que lo haga, pero el pasado noviembre, me desprendí de mis anclas y hoy planifico salir al mundo, ni más ni menos que convertirme en viajera como profesión.

ivana tilca 1

Buscando razones

Esa decisión está firme aunque no encuentre razones. Hasta ahora no encontré mi lugar en el mundo, no encontré la persona que se que piensa como yo.
Pero diré que mi cabeza está escuchando lo que Dios me está enseñando, Dios me está mostrando mis valores, me está enseñando qué personas quiero a mi alrededor y qué personas no quiero, creo que todo lo malo que me ha sucedido hasta ahora, me ha llevado a cosas más increíbles que sé que está hablandomé en cada situación que me hace vivir.
La razón para dejarlo todo e irme, es… (acabo de parar unos 5 minutos a pensar cuál es la razón).
La razón no es encontrarme, todo lo que me pasó ya hizo que me conozca y me encuentre, estoy muy segura de la persona que soy y de lo que soy capaz de dar y hacer por algo en lo que creo.
La razón no es estar cansada de la rutina, por que mi vida los últimos dos años no fué para nada rutinaria.
La razón no es que no tenga buenas personas aquí, mi familia y los que me rodean valen la pena y mucho los extrañaré.
Creo que la razón es, que parte de conocerme, fue conocerme inquieta, poco satisfecha con mi conocimiento. Es ver un espectáculo de árabe y sentir que debo conocer Marruecos, es ver un documental de Perú y saber que quiero tocar esas ruinas, es escuchar o ver una persona que se conforma con la vida, y decirle no es necesario conformarse. Es haber conocido personas iguales a mi, sólo en viajes…
No soy “normal”, no quiero un casamiento e hijos ahora (no se equivoquen lo quiero en algún momento pero con la persona correcta en el momento correcto), quiero llenarme de vidas, ser un poco viajera, un poco artista, un poco escritora, un poco musulmana, un poco católica, un poco fotógrafa…
Quiero encontrar el lugar en el cual sienta que pertenezco, viví en tantos lugares y tantas vidas, pero aún no logro rodearme de eso que logre admirar todo el tiempo.
¿Existe? Todas las personas a mi alrededor, enojadas con su vida, me dicen no. Pero la verdad es que, no lo sé, yo quiero intentar buscarlo.

Por el momento, decidí dejar la informática para viajar por el mundo, conociendo personas, culturas.  El 2014 empieza para mí con mucho entusiasmo, ya que emprendo un viaje de ida por Europa, sin fecha de retorno aún y con la intensión de ver el mundo. En resumen, esta es mi historia. El que quiera leerla más extensiva, puede hacerlo en mi blog, yo Soy la que Viaja

Gracias por leerme!

maria cristina gonzalez 2

MARÍA CRISTINA GONZÁLEZ

¡Hola Veritvanos! Me llamo María Cristina, soy de Lima y tengo 19 años. En estos momentos creo que la acción de terminar con algo en su mayoría tiende a ser liberador, sanador, decir: “Ya no voy más con esto” te da la sensación de control sobre tu vida, estás decidiendo tomar otras opciones, mejores o peores, al final no se sabe antes de probarlo.

El primer paso

Y así fue, renuncié al trabajo, renuncié a tener mi propio dinero y aquí estoy con veinte soles en la billetera; sin embargo, estoy con la mejor disposición a ser más libre de mis necesidades, cada día aprendo a necesitar menos porque el valor de tu vida está en la proporción de sincera felicidad que le puedas dar. La verdad es que yo no tengo dinero, mi familia tiene lo suficiente para vivir cómodamente, extraño las vanidades que me daba antes pero aunque suene idealista y utópico, tengo la felicidad de estar tranquila en mi cuarto, volviendo a escribir, tratando de ganarme a mí misma cada día, borrando la figura oscura que fui hace unos años, revalorando el simple hecho de sentarme a comer en la mesa con todos, de viajar a ver a mi abuela el tiempo que quiera sin tener que pensar que al volver me espera el horario de trabajo, tener que marcar tarjeta , tener que esperar con ansías el viernes, agotarte por algo que no te satisface emocionalmente y por más buen dinero que te paguen con eso, el tiempo que inviertes no lo puedes comprar cuando sales de ahí. Ahora ya no tengo para la peluquería, para pagar la cuenta en el Tony Romas, para la gasolina, para la ropa cara, tan solo me queda un poco para el viaje en Enero que por más que me invada el miedo quiero salir corriendo a otro lado que no sea Lima o mi casa, otra de las cosas jaladas de los pelos, no importa.

 

Lo importante para mí es renovarme, estar en constante cambio, tener poder de decisión al menos sobre mí porque al mundo no lo controlo y menos a la gente que entra en mi vida, pero tener consciencia sobre lo que yo quiero para hacer que mi vida valga la pena ya es bastante. Sentirte libre, dueño de ti, vacío de imposiciones externas, de formatos de vida, de glorias ajenas. En particular me hace estar tranquila en el punto de felicidad exacto, de saber que soy consciente del aquí y ahora que voy dejando la angustia por el mañana, que voy explorándome, que estoy siendo yo misma y no sé hasta donde pueda llegar. si quieren venir conmigo pueden leerme en abretetoda mi viaje en letras.

¡Un beso a todos!

ivana lopez 1

IVANA LÓPEZ

Hola Veritvanos! Somos una familia argentina compuesta por mamá Ivana (45) y sus cinco hijos: Rodrigo (12), Guada (10), Isabella (9), Pauli (4) y Gina (2). El tema es así: Nos vamos a vivir como queremos, con el mínimo indispensable de dinero, haciendo lo que nos gusta, en el tiempo que querramos y viajando por ahí. Estaremos reemplazando la educación formal por una educación libre, estaremos libre de responsabilidades obligadas, nuestra única responsabilidad será la de ser felices de verdad, sin envases de plástico. Como mamá estaré dando a mis hijos una visión mucho más completa del mundo real para que ellos decidan qué hacer con su vida, teniendo herramientas para hacerlo. Estaré mostrándoles que el miedo no es un aliado. Estaremos ocupadísimos los 365 días del año disfrutando de nuestra familia, las 24 horas y de la elección de dar un paso mas cada día hacia la libertad.

Un sueño de años

El sueño de crecer junto a mis hijos por nuestra querida América nació hace unos años, mientras observaba como la rutina y el sistema iban poco a poco desbaratando la inocencia, la creatividad, la espontaneidad, la felicidad y la vida de nuestra familia.
Supe entonces que era mi deber como madre e hija de esta madre tierra no permitir que eso siga sucediendo, o al menos hacer lo posible para evitarlo.
Así, estas ganas de experimentar la vida fue creciendo junto con la necesidad de recuperar raíces, desempolvar valores y encontrarnos con lo que consideramos que es la verdadera vida: esos momentos que te llenan el corazón de paz, amor y belleza. Momentos compartidos con amigos, llenos de risas. Momentos para uno, para reencontrarse con lo esencial, sin horarios, sin apuros, sin recetas. Momentos para descubrir y crecer.

Comenzamos a crecer en el proceso de ir soltando, tomando valor y descartando excusas. Entendimos que era un viaje de ida y que el motivo no era solamente viajar sino crecer, y nadie puede crecer solo, si no recibe nada del otro, y nadie puede recibir nada del otro sin antes dar. Así que empezamos a tratar de conocernos a nosotros mismos y saber que teníamos para dar. Eso nos llevó un tiempo, hasta descubrir que lo importante no es lo que tenemos sino lo que el otro necesita. Eso nos marcó el camino. El objetivo entonces se transformó en ir observando, abrazando almas, y cargando combustible: Amor.

ivana lopez 2

Creciendo x América

Como nuestro camino está marcado por la educación, decidimos que en nuestro Camino iremos visitando comunidades educativas. Y como nuestras ganas de aprender nos llevan por la ruta de la vida simple queremos visitar aldeas autosustentables.  Si conocés comunidades de este tipo, autosustentables, eco aldeas, centros de educación alternativa, pasanos por favor los datos que los incluimos en un mapa.

Ya  estamos cara a cara con la necesidad imperiosa de  partir. Sin mas resguardos que las ganas y las certezas que dan las convicciones, pusimos fecha de partida, para ganarle tiempo al tiempo. El 4 de enero de 2014 arrancamos en nuestra “Waly, la loca” con nuestro sueño por las rutas, primero argentinas, luego americanas. Los invitamos a viajar con nosotros a través de nuestra página Creciendo x América

Sentimos que no vamos solos, y por eso, simplemente, ¡Gracias!

ALFREDO FORNASO

Me llamo Alfredo Fornaso, vivo en Buenos Aires, República Argentina y soy analista de sistemas y motociclista. Me gusta definirme como una persona con suerte, pero la verdad es que siempre he sido optimista antes de que las cosas sucedan, y puedo encontrar el lado bueno cuando no salen como yo quisiera. Me interesan todas las ciencias, soy investigador por naturaleza, autodidacta muchas veces por necesidad; y aventurero todos los días. No tengo miedos más que a perder a mis seres queridos, y a la irracionalidad de las turbas. Me gusta la arqueología submarina, el goulash, las computadoras, cultivar una huerta, Elvis Presley, las mujeres, caminar siempre descalzo, Viaje a las Estrellas, navegar en velero, ser puntual, el yogurth de vainilla y la cerveza lager, el mar, cualquier mar, y por supuesto rodar en mi moto, al atardecer, cuando la sombras se alargan como queriendo llegar más lejos. Siempre pude hacer todo lo que quise; alguien, hace tiempo ya…, me dijo: “que buena vida que has tenido”, y la sigo teniendo, todos los dias…

Mi moto

Mi moto se llama “Heidi”, y es una Harley-Davidson XLH Sportster fabricada en el año 1995, con caja de cambios de 5 velocidades y motor Evolution de 1200cc.

El nombre se lo puso su anterior dueño, mi amigo “BQ”, que solía llevar sobre el asiento un cuero de oveja, y en relación a “Heidi de la pradera”, protagonizada por Shirley Temple en 1937.

Heidi
La compré en el año 2005 con apróximadamente 300.000 km. recorridos. En la primera salida hicimos 40km. Al día siguiente salí para el noroeste argentino (ver viaje), hicimos 4.500km. y fuimos inseparables para siempre.

Porque una Harley ?, si tengo que explicartelo es porque no lo entenderías…

No es la mejor moto del mundo, no frena, no dobla, no tiene buena salida, no tiene velocidad final, vibra, pierde aceite, y comparada con las motos japonesas se arrastra como una babosa (Henry SIC); pero cuando te subes a una HD se te mete su nombre como un veneno en la sangre.

Es una moto eterna, una leyenda, a veces pienso que yo no soy su dueño, sólo soy su custodio, cuando yo ya no esté en este mundo, y todas las demás motos estén olvidadas, oxidándose en los fondos de un cabaret de pueblo, mi moto va a continuar comiendo kilómetros…

Mis viajes

Esta es para mí la sección más importante de éste sitio, ésta es la verdadera razón por la que lo publico, ésta es mi real pasión; salir a rodar y hacer cientos de kilometros con mi moto. No importa adonde.

“Cuando me subo a mi moto, ya estoy adonde quería llegar”, decía Atilio “El Rey” Renom, a quién aún no conozco.

No es lo habitual, pero en varias oportunidades he recorrido 1200km. en un sólo día; son 18hs. con el viento golpeando el pecho, los puños apretados, las rodillas duras y el culo aplastado, y cuando termina la jornada sólo quiero empezar de nuevo…, no me importa llegar, sólo quiero rodar…

Para mí viajar en moto es salir sin que importe el rumbo, es el golpe del viento en cada curva y cada recta infinita, es cuando el espíritu está en comunión con la máquina y tus sentidos se funden en el paisaje, es la felicidad que te inunda la sonrisa más sincera que se descerraja dentro del casco. Es la libertad en dos ruedas.

Si compartes mi pasión, o si sólo quieres entender de que se trata; a continuación encontrarás los relatos de algunos de mis viajes; y en las otras secciones puedes ver fotos de paseos y encuentros a los que he asistido.

Espero que ésta lista crezca infinitamente… “El destino es anecdótico”, dice mi amigo Juan (Petrusa).

Argentina – Alaska Recorrido:25.000km – Junio 2010
Mi mas grande travesía hasta el momento, 15 países, 90 días y 25.000 kilómetros.

Del Atlántico al Pacífico Recorrido:3.200km – Marzo 2009
Visitamos el motoencuentro de HD en Mendoza, cruzamos Los Andes, y llegamos hasta Viña del Mar en Chile.

San Juan y Mendoza Recorrido:3.200km – Julio 2008
Visitamos el Valle de la Luna en Ischigualasto,San Juan , Calingasta, Pampa del Leoncito, Uspallata, Villavicencio y Mendoza Capital.

Corrientes y Paso de la Patria Recorrido:1.900km – Marzo 2008
Quería aprovechar el feriado de Semana Santa y me fuí a Corrientes, a pasar la festividad con mis tíos y primos.

Las Grutas – Río Negro Recorrido:2.400km – Enero 2008
Este es el relato de unas breves vacaciones en la costa patagónica.
La idea original era ir a Las Grutas a ver a mi sobrina, y luego llegar hasta Puerto Madryn (Chubut).

Mendoza, ruta 40 y Chile Recorrido:4.600km – Febrero 2006
Este viaje tenía tres objetivos, visitar el encuentro de San Rafael-Mendoza, recorrer la ruta 40 y Neuquén hasta Villa La Angostura, y el cruce de Los Andes hacia Chile.
Cumplimos los tres y éste es el relato día a día de los 4600km que recorrimos.

Noroeste Argentino Recorrido:4.500km – Agosto 2005
Un recorrido por ocho provincias del norte de Argentina.

 

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Tere dice:

    Hola!soy Tere!descubri tu blog x facebook.Me encanta lo q haces.yo tambien viajo soy de tigre y mi compañero Mauro(mi primo)me acompaña..bueno espero seguir conociendote a traves de tu blog q me parece genial!besos!

    1. gustavollusa dice:

      Hola Ter, que buenoo! Buscame en facebook asi estamos mas en contacto!

  2. Martin Cors dice:

    No puedo creer que recien ahora, despues de un año y medio de viajar por el mundo, haya dado con este Blog tan increible.

    Se me puso la piel de gallina con tus relatos magicos.

    Te deseo lo mejor en tu busqueda! La vas a encontrar y ese momento va a ser unico e irrepetible.

    1. gustavollusa dice:

      Gracias! Comentarios como el tuyo dan mucha fuerza para seguir!

  3. jose daniel errecaborde dice:

    Hola Gustavo: con toda humildad, se donde encontrar Veritvania -“el lugar de la Verdad”-. Esta en tu corazón.Solo allí
    Ademas, por si te sirve, te cuento que no solo lo encontrè en mi corazón, sino también en un lugar llamado Prashanti Nilayam – INDIA. Allí encontré la VERDAD (SATHYA) en persona. Encontré cual es la razón de Verdad por el cual nacemos, vivimos, y sobre todo los mas importante – quienes somos- En verdad, para nuestra alegría, allí no hay mentiras.
    Si es de tu interes, te paso cuando lo solicites el dato de como llegar.

    Bien por ti, por lo que haces y por lo que reflejas en quien eres.
    ¿Sabias que San Gustavo era paralitico de pies y manos? Y cuando milagrosamente lo curaron consagro su vida a la difuncion de la Fe y el Amor. Que paradoja contigo, verdad? Abrazo sincero

    1. gustavollusa dice:

      Gracias Daniel, me gustaría seguir en contacto contigo y que me cuentes un poco más de esto. Abrazo fuerte!

  4. Sodis Acevedo dice:

    Quisiera que me enseñaras los tips para ser una mochilera igual a tiiiiiiiiii

tu opinión nos ayuda

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s